¿Cómo es tu Navidad? 4 estilos de decoración para las fiestas

¿Cómo es tu Navidad? 4 estilos de decoración para las fiestas

No hay una Navidad igual a otra. Ya sea por nuestras vivencias en torno a esta época, por nuestro gusto personal o por la decoración que ya tengamos en casa, la tarea de adornar las fiestas se aborda de diferente forma en cada hogar. Hoy te hablamos de varios estilos de decoración navideña distintos para que te inspires a la hora de vestir tus estancias estas Navidades.

Una Navidad de las de toda la vida

Cuando pensamos en una idea clásica de la Navidad, este estilo es en lo primero que pensamos. El rojo y el verde son los protagonistas absolutos de las fiestas más tradicionales, tonos presentes en el acebo, uno de los símbolos más típicos de estas fechas. En este estilo navideño se decora con bolas, calcetines, guirnaldas, estrellas, ángeles y cascabeles y, como no, con el imprescindible abeto de Navidad. Tampoco pueden faltar lazos y regalos, telas de cuadros, las flores de Pascua o las figuras de los clásicos personajes de la Navidad, ya sea Papá Noel, los tres Reyes Magos o los integrantes del belén.

Oh, blanca Navidad

Este estilo navideño se inspira en los paisajes nevados tan típicos del invierno, por eso el color blanco es la clave fundamental para conseguirlo. Lo primero es hacerse con un abeto blanco o con efecto nevado y decorarlo con adornos de copos de nieve y telas vaporosas como el tul. Para no agobiarte con el monocolor deja que el verde respire de vez en cuando y combínalo con accesorios y objetos plateados o efecto espejo, que aportarán un toque delicado y sofisticado.

Si te da miedo que tanta decoración blanca provoque un ambiente frío, pon atención a la iluminación y a los tejidos. Velas y guirnaldas darán un toque más cálido a la decoración, y mantas, cojines y alfombras en acabados peludos o aterciopelados transformarán tus estancias en acogedores refugios invernales.

Vuelta a los orígenes: Navidad rústica y natural

Si te gusta un concepto de Navidad tranquila y sosegada, este estilo es para ti. La decoración navideña rústica busca el equilibrio y huye de excesos, por tanto no hace falta que atiborres hasta el último rincón de adornos.

El abeto es preferible que sea natural, aunque existen muchas opciones artificiales muy bien conseguidas. Para decorar el árbol y otros lugares de la casa recurriremos a elementos naturales como el pino, el acebo, el muérdago, las ramas secas o las piñas, y también a todo tipo de adornos realizados en madera o fibras vegetales. Cervatillos, búhos, casitas para pájaros, copos de nieve… son elementos que casan muy bien con este estilo, mejor aún si son piezas realizadas de forma artesanal. En cuanto a los colores que podemos usar nos inspiraremos siempre en la naturaleza, así que encontraremos verdes, blancos, beiges, ocres y grises. Y como toque final, apuesta por una iluminación cálida y acogedora usando velas y farolillos.

Elegancia y sofisticación navideñas

Si eres fan del glamour, entonces tu Navidad debería estar repleta de sofisticación. En este estilo predominan los colores sobrios como base (negros, azules intensos, borgoña…) mientras que el toque festivo se lo dan los tonos metalizados, como el dorado, el plateado o el bronce. El brillo también es fundamental en este tipo de decoración, así que las lentejuelas y la purpurina son bienvenidas en pequeñas dosis. Añade elegancia empleando candelabros para ambientar tus reuniones y utiliza elementos de cristal tanto a la mesa como en el resto de la decoración.

All comments

Leave a Reply